Bandera de Puerto Rico vuelve a poner a Utuado en el mapa

Por: Christian Irizarry Maysonet

El municipio de Utuado ha recibido una renovada notoriedad, todo gracias a la iniciativa de un grupo de ciudadanos utuadeños, que unieron fuerzas y recursos para rescatar un edificio abandonado en el caso urbano, y convertirlo en un atractivo turístico al pintarle una gigantesca bandera de Puerto Rico. Esta iniciativa, ha creado una nueva energía de movilidad social en Utuado, ya que han sido varios los proyectos que han surgido como consecuencia del éxito que ha tenido el ‘edificio de la bandera’.

Según Olga Sureda Plaza, comerciante utuadeña y coordinadora de dicho proyecto, la iniciativa de restaurar el edificio surgió a raíz de un compartir entre amigos que conversaban sobre ciertos proyectos. “Yo estaba comiendo con un grupo de amigos, algunos de ellos artistas y decidimos hacer el proyecto de restauración del edificio”, relató la también dueña de Utuado Memorial.

El grupo de trabajo puso manos a la obra, haciendo el contacto inicial con los dueños del edificio, compuestos por la sucesión Collazo Quiñones. “Tuvimos que conseguir y hablar con todos los miembros de la sucesión para pedirle el permiso necesario para poder hacer el proyecto”, añadió Sureda. Una vez lograron el permiso adecuado, comenzaron el trabajo de restauración.

La restauración, que comenzó como un esfuerzo colectivo de un pequeño grupo de amigos, rápidamente se convirtió en un proyecto comunal, atrayendo la atención y ayuda de varios miembros de la comunidad, organizaciones, y hasta el municipio. “Coordinamos con el municipio para poder manejar el flujo del tráfico en las calles donde se encuentra el edificio”, relató Sureda. Debido al volumen de tráfico que frecuenta esa parte del casco urbano del municipio, los artistas y voluntarios se vieron limitados a trabajar por las tardes y de noche, iluminados por focos portátiles provistos por el municipio.

“Las personas se acercaban ofreciendo ayudar. Algunos nos decían ‘yo se pintar, cómo ayudo’, otros decían ‘no puedo pintar, pero toma este dinerito”, explicó Sureda. La mayoría de los recursos y mano de obra llegaron en forma de donativos por parte de los mismos miembros de la comunidad.
“A veces llegaban con almuerzos, botellas de agua… todo el mundo puso su granito”.

El proyecto ha tenido un éxito tremendo, ya que imágenes de la obra terminada han dado la vuelta a la Isla a través de las redes sociales, convirtiendo el caso urbano de Utuado en un atractivo turístico que apela a cientos de personas que realizan visitas semanales al municipio para ver y retratar el edificio. “Ha sido una gran ayuda para el comercio local, ya que vienen personas constantemente, particularmente en el fin de semana para ver la obra”, añadió.

Motivados por el éxito que tuvieron con este proyecto, Sureda y sus compañeros han formado la organización llamada Utuado A Puro Color, quienes ya se encuentran en medio de su siguiente proyecto llamada el Pase de las Banderas. “Estamos rescatando un segundo edificio antiguo en ladrillos que tiene 13 puertas antiguas”, explicó. Siete de las puertas de la estructura se estarán pintando con las banderas de los municipios que colindan con Utuado, las restantes, con obras realizadas por artistas utuadeños.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *