Bajo un toldo azul Viven aún 180 familias

Por: Viviana Tirado Mercado • Twitter: @VTiradoM

A un año del embate del huracán María en Puerto Rico, 180 familias en Barceloneta viven todavía bajo un toldo azul del programa ‘Techo azul’ de la Agencia Federal de Manejo de Emergencia [FEMA].

Simultáneamente, también a un año de la peor catástrofe natural en Puerto Rico, unas 300 personas de dicho pueblo permanecen en lista de espera de programas federales para recibir, al menos, un ‘voucher’ porque no tienen casa a donde ir.

Mientras, comunidad los residentes de la Boca que perdieron sus casas tras la histórica marejada el pasado mes de marzo tampoco “no han recibido respuesta de FEMA ni del gobierno central, aunque han recibido visita del Departamento de Vivienda, sin embargo, no han visto acción”, señaló la alcaldesa.

Sobre estos últimos, Soler dijo que se está identificando parcelas que existen en la comunidad para que el municipio -de ser posible- obtenga la titularidad para así lograr construir casas seguras a las personas que se quedaron sin hogar a causa de las marejadas.

Finaliza reparación de dique
El dique del municipio de Barceloneta será entregado el próximo 25 de septiembre luego de que fuese reparado por el Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos (USACE).

La reparación de la estructura tuvo una asignación de $3.1 millón por parte del USACE. Casi el doble de lo que el municipio había solicitado (1.5 millones), en una carta que envió el mes de octubre de 2017 en la que detalló la erosión que sufrió el dique a causa del azote del huracán María con el fin de que se le asignara fondos para su reparación, según dijo la alcaldesa de Barceloneta, Wanda Soler.

Según contó la alcaldesa de Barceloneta, “[el USACE] respondió en menos de tres semanas de manera favorable indicando que había aceptado restaurar debido al buen mantenimiento que el municipio le da dado a la estructura por 11 años.

En Puerto Rico, el dique de Barceloneta fue el único que el Cuerpo de Ingenieros por el buen mantenimiento que se le había dado durante años.

Aunque en un principio, el mantenimiento del dique correspondía al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), la agencia gubernamental llegó a un acuerdo Inter agencial con el municipio para que el mantenimiento pasará a manos del ayuntamiento.
“Era una preocupación bien grande el saber que podía venir otro fenómeno atmosférico y que el dique no estuviese listo”, reveló la alcaldesa.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.