Ausencia de Agencias entorpece recuperación en Añasco

Por: Gladys Guerra Arcelay

La Urbanización Brisas de Añasco está ubicada cerca del casco urbano del mencionado municipio. Colinda también con el Río Grande de Añasco, sobre todo en las casas que están ubicadas en la parte posterior del lugar. El 19 de septiembre muchas familias decidieron quedarse allí para pasar el azote del huracán María.

Una residente que no quiso ser indentificada explicó al Periódico Visión que su familia decidió quedarse en el lugar, ya que durante el paso del huracán Georges en 1998 la casa no había sufrido daños, y solo se inundó un poco. No obstante, la experiencia de ese evento no la preparó para el embiste al que María los sometió el 20 de septiembre. “A las dos de la tarde el agua nos llegaba al cuello. Tuvimos que salir y refugiarnos en la casa de adelante”, dijo al referirse a una residencia que está justo frente a la suya y que tiene dos plantas.

Luego de la emergencia, la familia regresó a su casa para ver como había quedado y se toparon con la relidad de haber perdido todo, pues el agua no tuvo contemplaciones para nadie que viviera en las casas posteriores de la urbanización.

A casi cinco semanas del paso del huracán los damnificados de esta zona de Añasco aún no tienen servicio de energía eléctrica, lo que no los hace diferentes a otras zonas de la Isla que fueron gravemente afectadas. Pero, según nos informaron los vecinos, el día antes que visitaramos la zona fue la primera vez que el alcalde pasó por el lugar, y porque venía acompañado de una celebridad del deporte.

Otro señalamiento de los residentes es que la poca ayuda que han recibido proviene de entidades sin fines de lucro y de la Cruz Roja. Un residente, que tampoco quiso identificarse, mostró su casa al Periódico Visión. Este no solo perdió los enseres domésticos, también sufrió daños a la propiedad cuando una plancha de zinc, que actuó como proyectil, se incrustó en el techo de madera, lo que provocó que entrera más agua a la residencia cada vez que llueve.
Este vecino nos confirmó que ni siquiera la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), ha pasado por el sector. Por lo que los residentes no saben como solicitar las ayudas, que dicho sea de paso, no pueden solicitar porque no tienen servicio de energía eléctrica y las solicitudes para reclamación deben ser llenadas por Internet.

Por su parte, el alcalde del muncipio Jorge Estévez nos comunicó que la ayuda está llegando al municipio y que tan pronto llega se reparte por los diferentes barrios y sectores. En cuando a las solicitudes de FEMA, explicó que en la Iglesia de las Catacumbas tienen buen espacio, se instalaron los representantes de esta agencia y que están llenando todas las reclamaciones para las que los damnificados cualifiquen.

Otra preocupación de los residentes es la destrucción parcial de la carretera PR 109, que es el acceso principal para el municipio. Estévez contestó que la evaluación y reconstrucción de dicho tramo recae en las agencias federales.

Por lo tanto están esperando que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de Estados Unidos llegue al municipio e inspeccione la carretera para poder establecer un plan de reconstrucción. Al cierre de esta edición no había información de cuando podría ocurrir esta visita para que comienze el proceso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *