Arquitecto de nuevos futbolistas

Por Léster Jimenez

Apenas son las 4:00 de la tarde -de cualquier día de la semana- y ya Johnny Jiménez está rondando por el parque de Mayagüez Terrace. Balones en mano, pantalones cortos y una gorra de la Vinotinto, la selección de fútbol de su país, Venezuela, Jiménez espera con entusiasmo la llegada de los niños, sus más importantes aliados en una aventura que inició hace ocho años y que no deja de regalarle satisfacciones.

Jiménez es en entrenador del club de fútbol Mayawest Soccer Club, un proyecto que inició luego de mudarse a la Isla y que ya ha recogido grandes frutos.
“Yo vivía en Nueva York. En el 2002 vine a un festival de salsa y aquí conocí a la que hoy es mi esposa (Raquel Ramírez). Después de esa visita inicial, regresé a Nueva York, y a los dos meses estaba otra vez aquí. Me enamoré de las dos: de mi esposa y de la Isla”, contó Jiménez, de 40 años y natural de La Guaira, en Venezuela, una región costera muy cerca de la capital, Caracas.

Junto a otro compañero inició un club de fútbol para niños de residenciales públicos del área de Mayagüez y, desde entonces, no ha parado de enseñar ese deporte.

“Desde que llegué, me di cuenta de que el fútbol, que es mundialmente famoso, acá era muy escaso. Siempre ha habido fútbol en Puerto Rico, pero había otras disciplinas que eran más fuertes. Sin embargo, el niño puertorriqueño es muy dotado, con fuerza y velocidad. Así que hace ocho años aprovechamos e hicimos un club. Nos dimos cuenta de que sí, el niño puertorriqueño es bueno para el fútbol”, reafirmó el joven instructor, quien fue miembro de la selección juvenil venezolana de futsal.

“Empezamos con una categoría, U11, y poco a poco hemos ido escalando. Ahora mismo tenemos sobre 170 niños desde los tres años hasta los 21 años”, añadió.
El resultado no pudo haber sido mejor. Actualmente forman parte de la Liga de Fútbol del Oeste, que cubre desde el pueblo de Isabela hasta Lajas y tan solo en el 2016, el club conquistó el título en las categorías U7, U11 y U13 y U21, además del subcampeonato en U17.

Pero la satisfacción mayor de Jiménez es ver que algunos de sus alumnos han utilizado el fútbol como una herramienta para alcanzar otras metas mayores.
“Mi meta grande ha sido lograr becar a algunos muchachos en distintas universidades. Ya logramos becar a seis en el Colegio de Mayagüez y tres en Estados Unidos”, expresó con orgullo.
“Lo fundamental en este deporte es la disciplina. No es fácil llevar a un niño de ocho años a seguir instrucciones, pero poco a poco hemos logrado trabajar con la disciplina, el respeto y el compañerismo entre los mismos jugadores y otros detalles que, a la larga, hacen un buen ser humano”, sostuvo.

Jiménez reúne a sus chiquillos de lunes a jueves de 5:00 p.m. a 8:00 p.m. en el parque de Mayagüez Terrace.
Las personas interesadas en conocer más sobre el Mayawest Soccer Club pueden buscar la página su página de Facebook o llamar al 787-597-5530 ó 787-597-0865.
“Aquí no hay membresía ninguna. Lo único que les pido es que tengan ganas de hacer deporte”, sentenció.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *