Añasco reclama al gobierno ayuda para carreteras

Por: Gladys Guerra Arcelay

Luego del paso del huracán María por la isla el municipio de Añasco vio afectadas todas sus carreteras, en especial las que conectan el municipio con las principales vías para poder entrar y salir del mismo, así como aquellas que permiten el acceso a las diferentes comunidades del pueblo. A cinco meses del paso del evento ni el alcalde, José Estévez, ni los residentes han visto mucho movimiento por parte de las agencias gubernamentales que se supone atiendan estas situaciones, en especial El Departamento de Obras Públicas y la Autoridad de Carreteras.

La preocupación de Estévez se palpó la semana pasada en una vista ejecutiva que se llevó a cabo en la alcaldía del municipio. Allí se explicó que los departamentos municipales encargados de ayudar con la limpieza y recuperación de las vías ha enviado innumerables informes a Obras Públicas desde el pasado mes de noviembre. En ellos se informa del grave estado en que quedaron las vías PR-109, la PR-402, la PR-405, y la PR-115, entre otras. Sin embargo, la agencia de gobierno no ha contestado al municipio. El silencio se refiere tanto a si recibieron los informes, como a los planes que tienen para restaurar las vías de rodaje de la zona. Según explicaron empleados del municipio del Departamento de Obras Públicas, la carretera más afectada fue la PR-109. Le misma sufrió daños en 79 lugares a lo largo de la misma. Esto ha afectado el acceso y la seguridad de los vecinos que viven en diferentes comunidades de la zona como: Añasco Arriba, Añasco Abajo, Añasco City, Espino, Miraflores, Cidra y Corcovada.

El problema en concreto es que no es el municipio al que le corresponde arreglar estas vías porque están bajo jurisdicción del gobierno central. Los empleados del municipio, así como Estévez dejaron claro que no es que no quieran ayudar para mejorar las carreteras de su municipio. Es que no les es viable, porque no tienen el dinero para hacer tal inversión. Si lo tuvieran tampoco pueden hacerlo, pues como son vías estatales FEMA no les reembolsaría el dinero, porque no eran ellos los responsables de arreglarlas. Al no tener una contestación del Departamento de Obras Públicas a más de cinco meses del paso del huracán y cerca de las fechas límites para identificar los proyectos a los que se le darán prioridad Estévez hizo un llamado al secretario de la agencia para que priorice a Añasco en la asignación de fondos para la reconstrucción de las carreteras.
En la vista también salió a relucir que en el municipio todavía hay comunidades que carecen de servicios básicos, como la energía eléctrica. Esto desemboca en que no tengan agua potable, pues se necesita de un sistema de bombeo para que el agua llegue a las residencias, que no funciona si no hay luz. El barrio Humatas parece ser el más afectado, todavía el municipio tiene que solicitar y organizar entrega de suministros y comida a los residentes.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.