ALERTAN SOBRE VULNERABILIDAD DE PUEBLOS INDÍGENAS AISLADOS CON INCENDIOS

Más de veinte organizaciones indígenas y de la sociedad civil, que forman parte del Grupo de Trabajo Internacional sobre los Pueblos Indígenas en Situación de Aislamiento y Contacto Inicial en la Amazonía, el Gran Chaco y Cerrado brasileiro (GTI PIACI), lanzaron una alerta internacional sobre la amenaza que representan los incendios y la deforestación para los Pueblos Indígenas en aislamiento que habitan las regiones de la Amazonía, el Gran Chaco Americano y Cerrado brasileiro, en Bolivia, Brasil y Paraguay.

Durante el 2019, estas regiones sufrieron dramáticos incrementos en las tasas de incidencia de incendios forestales y deforestación, escenario que en el 2020 comienza a repetirse a medida que los incendios se extienden de nuevo por la Amazonía y el Gran Chaco Americano. Esta situación agrava la condición de vulnerabilidad extrema en la que se encuentran los grupos aislados, pues los incendios y la deforestación destruyen los territorios que son su hogar, donde desarrollan su cultura, y de los que depende su subsistencia.

El Informe Trinacional: Incendios y Deforestación en Territorios con Registros de Pueblos Indígenas en Situación de Aislamiento, presentado hoy en una conferencia de prensa virtual, llama la atención sobre la grave situación que enfrentan los pueblos indígenas en aislamiento y presenta recomendaciones para los Estados, organismos multilaterales y la sociedad civil de los países donde habitan, con el objetivo de que se implementen medidas de protección urgentes para estos pueblos y sus territorios.
“La vida cotidiana de los pueblos indígenas en aislamiento está marcada por numerosas amenazas que los colocan, en su gran mayoría, en una situación de fuga permanente y desesperación. El aumento voraz de los incendios forestales y la deforestación agrava su situación y los coloca en una posición de vulnerabilidad que es cada vez más extrema”, explicó Antenor Vaz, autor principal del Informe y consultor de Land is Life, organización que actualmente ejerce la secretaría del GTI PIACI.
Para la realización de este informe, Vaz y sus colegas de Brasil, Bolivia y Paraguay analizaron mediante mapas, información georreferenciada y testimonios directos los graves acontecimientos ocurridos durante el 2019 en vastas regiones de la Amazonía, el Gran Chaco Americano y el Cerrado Brasileño. Siguiendo una metodología colaborativa, en la cual participaron como protagonistas representantes de diversos pueblos indígenas, los investigadores analizaron información proveniente de un total de 99 territorios indígenas con registros de pueblos indígenas en Bolivia, Brasil y Paraguay, lo que les permitió constatar el vertiginoso aumento de los focos de calor en el año 2019 con relación al 2018: 258% en Bolivia, 259% en Brasil, y 185% en Paraguay. Asimismo, las fuentes de calor detectadas en las 32 unidades de conservación (áreas protegidas) con presencia de Pueblos Indígenas en Aislamiento en 2019, en comparación con 2018, aumentaron en un 744.38% en Bolivia, un 347.87% en Brasil y un 44.15% en Paraguay.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

ONG "SIM" SOBREPASA LAS 10,500 PRUEBAS REALIZADAS DE COVID-19

  La organización sin fines de lucro Salud Integral en la Montaña (SIM), informó hoy que alcanzó la cifra de 10,700 pruebas realizadas para el […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: