Alcaldes repasan secuelas de María

Por: Gladys Guerra Arcelay

A un año del paso del huracán María por Puerto Rico todavía se Pueden sentir los efectos del mismo en ciertas áreas, como las carreteras y otras obras de infraestructura que no se han arreglado. Si bien el área Oeste no fue tan devastada por el evento atmosférico eso no quiere decir que las personas y los municipios no han enfrentado dificultades.

Periódico Visión entrevistó a cuatro alcaldes del área Oeste (Hormigueros, Añasco, San Sebastián y Lajas) para saber como se han ido recuperando los municipios. Aunque algunas de las preocupaciones y vicisitudes se comparten las historias de cómo volvieron a ponerse en pie no pueden ser más diferentes.

Si hay algo en los que los cuatro ejecutivos municipales concuerdan es en que los seguros se han tardado demasiado en pagarles los beneficios a los que tienen derecho. La preocupación de los alcaldes que las infraestructuras que sufrieron daños llevan un año sin ser reparadas y dañándose cada día más. El dinero es escaso pues, los alcaldes tuvieron que sacar de sus reservas y de otras partidas de dinero para poder ayudar en la respuesta incial luego que pasara el desastre.

Uno de los primeros municipios en ponerse en pie, no solo en el Oeste, sino a nivel Isla, fue Hormigueros. El alcalde Pedro García dijo que han superado la mayoría de los problemas, pero que hay uno que sigue creando más ramificaciones de otros problemas y es la subestación de la Autoridad de Energía Eléctrica las Acacias. Esta subestación ya estaba en malas condiciones antes de que pasara el huracán. Sin embargo, se utilizó para energizar Hormigueros, Cabo Rojo y parte de Mayagüez. Y es precisamente eso lo que le precupa a García.
El problema específico es que cada vez que llueve todos los clientes que se suplen de la estación se quedan sin el servicio. Entre ellos ellos está el Mayagüez Mall, el alcalde explicó que cada vez que se quedan sin luz, las tiendas pierden consumidores y posibles ventas, lo que termina afectando los recaudos de patentes del municipio. Eso sin mencionar que una vez se va este servicio, la gente se queda sin agua potable, pues los clientes de la zona dependen de que haya energía para que trabajen las bombas que hacen que llegue al agua a las casas.

El alcalde de Añasco, Jorge Estévez, por su parte se mostró preocupado por la inacción de las agencias gubernamentales como, el Departamento de Recursos Naturales (DRNA), no han cumplido con sus deberes, como limpiar las quebradas y los ríos que están propensos a desbordarse e inundar residencias y comercios. Por ello, decidió separar una partida de los escasos recursos municipales para limpiar el Río Grande de Añasco, para evitar un desastre mayor en caso de un gran evento de lluvias. El alcalde de Lajas, Marcos Irizarry, señaló que el municipio que dirige no tuvo tantos problemas para recuprearse. La clave de este éxito fue no tardar demasiado en abrir nuevamente al público los destinos turísticos que ubican en la zona.

Mientras el alcalde de San Sebastián, Pedro Jiménez, apuntó que las finanzas municipales se encuentran como antes del embate del huracán, esto a pesar de que la Administración Federal para Manejo de Desastres (FEMA) no le concedió el préstamo para poder cubrir las pérdidas que sufrieron los municipios por dejar de recaudar ingresos por concepto de impuestos o patentes. No obstante, para el alcalde si no hubiera sido por la agencia, Pepino no hubiera podido levantarse como lo está hoy.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.