Alcalde aclara situación municipio de Aguada

Por: Dayanara Godén Ramos
periodicovision@gmail.com
dayanaragoden@gmail.com

El pasado 30 de septiembre se reportó en el municipio de Aguada una cantidad importante de empleados públicos, quedaron desempleados. De cara a este suceso, es importante observar las razones por las cuales 126 empleados ya no cuentan con su empleo y qué alternativas, si alguna, ofrece la administración en respuesta al compromiso que debe tener con estos individuos y sus familias. Serias alegaciones indican que ésto sucedió como consecuencia de mala administración y déficit en el ayuntamiento. Ante este evento, el alcalde Manuel Gabina Santiago, aclara que no fueron despidos, sino que no se renovaron los contratos a empleados transitorios, debido a una reducción de aproximadamente 700,000 dólares al municipio. Enfatizó, además, que las finanzas son sólidas, y no existe ningún déficit.
“En tiempos de crisis económica un alcalde eficiente y buen administrador tiene que garantizar los servicios de la gente, que son proporcionados a su vez por los empleados del municipio. El responsable del efecto en los servicios de los ciudadanos y de la desgracia de cientos de familias aguadeñas que quedan sin sustento es el alcalde Manual Gabina”, aseguró el licenciado Christian Cortés, legislador municipal y quien preside el Partido Popular Democrático (PPD) en este pueblo del oeste “No fueron despidos, a estos 126 empleados no se le renovó el contrato debido a recortes en los ingresos que representa la remesa del CRIM que sufrió el municipio”, manifestó Manuel Gabina Santiago, alcalde de Aguada.
El CRIM municipal, representa un ingreso significativo para los municipios en la isla. Ésto es un mecanismo donde se acumulan las contribuciones de ciudadanos y comerciantes, y anualmente se asigna según los recaudos contributivos que le correspondan a cada pueblo. En el caso de Aguada, le darían alrededor de 740,000 a 800,000 dólares anuales, sin embargo por causa de ajustes dicha cantidad no será entregada. Ésto es un efecto de medidas establecidas para el pago de la deuda que enfrenta Puerto Rico. “Una vez fui notificado tuve que tomar una decisión; mantener los servicios esenciales o reducir plantilla de empleados, no obstante muestro mi nivel de responsabilidad con los servidores públicos y sus familias buscando opciones para proveer un nuevo trabajo”, explicó Manuel Gabina.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Recibe el Periódico cada semana en tu correo eléctronico