‘Ahogado en deudas’, municipio de Aguadilla

Por Gladys Guerra Arcelay

Noemí Cardona, líder del Partido Popular Democrático en Aguadilla, dijo al Periódico Visión que bajo la administración de Carlos Méndez el municipio ha aumentado su deuda en sobre $200 millones. Esto ha provocado una serie de acciones detrimentales sobre todo para los empleados del municipio y de las famosas empresas municipales, explicó.


La acumulación de esta deuda en el municipio que operaba con superávit no es reciente, pero se ha agudizado luego del paso de María. Medios nacionales dieron a conocer la situación del hotel que se encuentra ubicado frente al complejo acuático de Las Cascadas. El hotel ha estado en controversia primero porque se encontraron unos vicios de construcción en el mismo y luego porque el propio alcalde dijo que no se podía abrir porque faltaba dinero para amueblarlo.


Ahora bien, luego del paso del huracán María y a un año de este las empresas municipales que fueron modelos para que otros pueblos levantaran su economía, en Aguadilla están en plena decadencia. Una de ellas es la pista de patinaje, que está cerrada desde el paso del huracán. El problema, explicó Cardona, es que sufrió daños con la marejada ciclónica. Por la naturaleza de la empresa se contaminó con un hongo que había que limpiar tan pronto como fuera posible, pero eso no se hizo, dijo Cardona. La consecuencia es que el parque emblemático de las empresas municipales se ha convertido en un edificio enfermo que ya no se puede limpiar y va a tener que ser demolido, dijo categóricamente Cardona.


Otras empresas municipales como la bolera y las propias Cascadas ya no están produciendo ganancias y están cerradas o son administradas por compañías privadas. Este es el caso de la compañía que se encargaba del recogido de basura en la ciudad. Cardona explicó que la misma ya no está en manos del municipio, sino que una compañía privada se encarga de administrar este activo del municipio. Dijo, además, que los empleados fueron despedidos.


La situación de los recaudos con estas empresas es tan precaria que, aseguró Cardona, que los recaudos del municipio se han afectado más de lo proyectado. Esto a provocado a su vez que el municipio tome acciones como reducir el salario de los empleados de $10.25 a $8.25 y reducir la jornada laboral a cinco horas diarias.


Cardona concede que la situación en Aguadilla en parte tiene que ver con el dinero que el disuelto Banco Gubernamental de Fomento no le devolvió o no le dio al municipio cuando depositó o solicitó préstamos. Sin embargo, sostiene que el pueblo y los empleados que se ven afectados no lo estuvieran si hubiese habido un mejor manejo de los activos del municipio por parte de la actual administración.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.