Agua Vs. Azúcar ¿Cuál cuesta más?

Imaginemos nuestra vida sin el agua. El elemento más esencial de este planeta contiene dos átomos de hidrógeno (H) y uno de oxígeno (O), unidos en una molécula de vida. Un 90% de la sangre que corre por nuestro cuerpo está compuesta de el preciado líquido.
Cambiar el agua natural por azúcar líquida y repleta de calorías vacías e innecesarias para el cuerpo no es divertido ni quita la sed. La mayoría de los refrescos, jugos que no son 100% jugo, bebidas deportivas o energizantes, tés o cafés azucarados cuestan poco al bolsillo pero demasiado a la salud.
En lo amargo está lo bueno y en lo más dulce el veneno, lee una frase anónima. En la batalla del agua versus bebidas azucaradas solo una nos está costando demasiadas vidas. Del mismo modo, beber una bebida azucarada al día aumenta en más de 25% el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.
¿Azúcar mejor que el agua?
En una sola botella de 20 onzas hay más de 16 cucharaditas de azúcar añadida, como más de 15 cucharaditas en una bebida energizante de 16 onzas. Asimismo, entre 9 a 10 cucharaditas de azúcar en una lata de 12 onzas o jugo azucarado. Dejar de consumir bebidas azucaradas nos dejará de costar 37% más riesgo de aumentar de peso o estar obesos, según un estudio de la Universidad de Boston. Ni se diga sobre el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón, síndrome metabólico o hipertensión.
La realidad es que el azúcar natural no se compara, porque el cuerpo no reconoce la azúcar añadida como fuente de energía. Nuestro cuerpo no procesa el azúcar líquida como la fructosa en una manzana. En la fruta abunda una quinta parte de nuestros requerimientos diarios de fibra. Esa azúcar natural se libera poco a poco en la sangre dándonos energía de forma sostenida.
El azúcar añadido solo sirve para manipular el sabor, aroma o color de las bebidas de forma artificial. Sus calorías vacías no aportan energía a nuestro cuerpo. Esta azúcar líquida pasa rápido en la sangre y estresa los órganos vitales. Nos hace ganar peso, obstruye nuestras arterias o aumenta el riesgo de un ataque al corazón.
Recomendaciones para la salud
¿Sabías que la Asociación Americana del Corazón limita nuestras calorías añadidas a un máximo diario de 150 para los hombres y 100 para las mujeres? Una pequeña lata de 12 onzas te cuesta centavos pero contiene 140 calorías vacías. Imaginemos cuánto azúcar añadido podemos estar consumiendo en exceso al final del día.
La Secretaría Auxiliar para la Promoción de la Salud del Departamento de Salud de Puerto Rico promueve el consumo de agua versus el consumo de bebidas azucaradas y sus azúcares añadidos (“High Fructose”, “Corn Syrup”, “Brown Sugar”, “Corn Sweetener”, “Corn Syrup”, “Dextrose”, “Fruit Juice Concentrates”, “Glucose”, “Honey”, “Invert Sugar”, “Molasses”, “Sucrose”, “Syrup” o “Cane Sugar”).
No hay nada mejor que el agua para hidratar, nutrir, mejorar la función de nuestros órganos y eliminar toxinas por mencionar algunos de sus múltiples beneficios para nuestro cuerpo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *