Adultos mayores continúan en aislamiento

Brindar especial atención al adulto mayor, como grupo vulnerable frente al COVID-19, constituye una prioridad para el personal y hermanas del Hogar católico San José en Hormigueros, que para garantizar las medidas de prevención en tiempos de pandemia, prohíbe las visitas de familiares o amigos al hogar.
Sin embargo, afuera todo parece volver a la normalidad y eso a los residentes los pone ansiosos; ellos continúan viviendo momentos difíciles, sin poder compartir con sus seres queridos. Y es que la población mayor es la más afectada por el contexto de pandemia actual y, aunque en el día de madres y padres se les permitió salir al patio exterior para que desde la verja pudieran compartir con sus familiares, continúan en riesgo. “Desde que las cosas se han ido flexibilizando en el país, los residentes están ansiosos, porque ya entienden que pueden ver a sus familiares. A los adultos mayores se les están haciendo muy difíciles estas últimas semanas, extrañan mucho” señaló Jeamsie Rodríguez, encargada de recursos humanos en el Hogar San José.
La cuarentena es más difícil para los adultos mayores que viven en residencias, pues para ellos, el aislamiento se convierte en un confinamiento social. En aquellos que sufren demencia, el no entender qué está ocurriendo, puede llevarlos a sentirse solos o abandonados. Para eso, Rodríguez explicó que el hogar ha procurado mantener actividades sociales entre residentes. Diariamente, dos líderes visitan el hogar para identificar los pasatiempos de los adultos y ofrecer un entretenimiento seguro. Entre las actividades se destacan la proyección de películas, juegos de voleibol y pintura. Anteriormente reunían a todos para esos momentos, pero ahora para mantener el distanciamiento requerido, las actividades son divididas por departamento.
Por otro lado, el adulto que sale afuera del centro para citas médicas o visitas hospital, debe quedarse 14 días en su casa, si no presenta ningún síntoma, puede volver al hogar. Las únicas personas que entrar y salen del centro, tomando las medidas de seguridad, son los dos médicos del hogar quienes continúan ofreciendo servicios de manera presencial. “Los residentes mismos se están cuidando, están conscientes de que las medidas que se están tomando son por su bien. Se les ha estado orientado, pero ellos también se mantienen bien actualizados escuchando la radio y televisión” comentó Rodríguez.
En el Hogar San José se le realizó a todos los envejecientes, unos 110 residentes, y al personal de los mismos pruebas de COVID-19. De hecho, se informó que no han tenido casos positivos al coronavirus.
Los adultos mayores son los que más deben ser cuidados durante la pandemia. El virus los llevó a estar encerrados, sin la posibilidad de contacto físico y la suspensión de varias de sus actividades sociales, educativas y recreativas, lo que podría arrastrar otras enfermedades como la depresión y ansiedad. Por eso es fundamental el acompañamiento desde la distancia, y como alternativa la tecnología permite mantener una conexión con los seres queridos a través de videollamadas. Una oportunidad para brindar soporte emocional a personas adultas, sin ser expuestas al virus.

En el Hogar San José se realizaron pruebas de COVID-19 a todos los residentes y personal.

Deja tu comentario:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

ALCALDESA DE PONCE LAMENTA FALLECIMIENTO DEL PERIODISTA LUIS VARELA

La alcaldesa del Municipio Autónomo de Ponce, Maria E. Meléndez Altieri, se unió hoy a las decenas de personas que lamentan la muerte del “periodista […]
%d bloggers like this: