Abre un ‘oasis’ en Cabo Rojo

admin

Por: Gladys Guerra Arcelay

Roberto Ríos y Verónica Carlo estaban a un punto de retirarse cuando decidieron darle un giro radical a su vida. Invirtieron los ahorros que tenían en un local abandonado en la carretera PR – 102 en Cabo Rojo y lo convirtieron en un hotel: el Hotel Mi Tierra. La localidad no solo es un nuevo proyecto para la familia es un centro de trabajo para 32 personas de la industria del turismo.

Los empresarios veteranos decidieron asumir el reto por dos razones fundamentales; porque creen en el potencial de la iniciativa y porque el hotel le servirá a toda la familia no como una actividad económica que les sostenga, sino como una empresa en la que puedan promover los valores del trabajo y la unidad familiar para lograr sus metas. Ríos explicó que mientras él y su esposa están encargados del hotel y el restaurante de “grill” o barbacoa, su hijo mayor está a cargo del “sport bar”. Pero, la familia también tiene un integrante de nueve años que no quiso quedarse atrás. Por ello, le complacieron y tiene su propio puesto en el local que se llama “Piraguas al agua”, donde aprende los valores empresariales de su familia.
En cuanto al desarrollo de la nueva empresa turística tanto Ríos como Carlo están muy emocionados y agradecidos con la acogida que ha tenido su iniciativa desde la planificación, la construcción hasta esta etapa en la que ya se encuentran recibiendo clientes tanto para los restaurantes y áreas de entretenimiento como para el uso de las 16 habitaciones con las que cuentan las facilidades.

Puede decirse que para la pareja la empresa más que familiar es comunitaria, pues esperan que otras instituciones dedicadas a la industria del turismo puedan cooperar con ellos, no de una manera gratuita, sino enviándoles estudiantes que puedan hacer sus prácticas de turismo en su hotel y en la empresa de los servicios al cliente. Los empresarios también quieren tenderle una mano a todas aquellas personas que estén comprometidas con la industria hotelera, por lo que entre sus empleados contrataron gente sin experiencia pero que estuvo dispuesta a aprender y a ofrecer el mejor servicio al cliente para que el huésped nunca olvide su experiencia en el hotel.

Ríos comentó que por ahora se concentrarán en promocionar las facilidades para el tradicional público interno que visita Cabo Rojo para pasar sus días de fiesta, lo que se conoce como turismo interno. Pero, no descartan pronto iniciar una campaña para el turismo de Estados Unidos y otros países del extranjero.

Es por ello, que ya están pensando en manera de hacer la visita a es cliente no solo más placentera sino también más fácil. Uno de los escollos que ven es la forma de transportar a los potenciales clientes del aeropuerto al hotel. Por lo que su idea es tratar de que ellos o algún personal del hotel o choferes de Uber estén disponibles para recoger a los huéspedes en el aeropuerto y transportarlos directamente sin que el cliente pase por grandes complicaciones lo que haría la estadía más atractiva y competitiva.

Deja tu comentario:

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Next Post

Del Oeste entre los mejores en el servicio al cliente

Por: Gladys Guerra Arcelay Juan Cordero es asesor de servicio al cliente en el “dealer” de Hyundai de San Sebastián. Allí atiende todo tipo de personas, desde los que van […]

Suscríbete

%d bloggers like this: