Abandono de gomas viejas crea grandes problemas

La situación de abandono en la que se encuentran los neumáticos viejos a las afueras de muchas gomeras en la isla genera muchas preocupaciones, especialmente, en el ámbito de la salud. La batalla contra la pandemia del coronavirus podría encender otra “luz amarilla” si no se eliminan los cientos de depósitos de gomas abandonadas, objetos que por su situación y composición, son fáciles de atraer a insectos que propicien enfermedades como el dengue. Muchas de las gomeras de la isla aseguran que desde hace varios meses, las compañías que recogían las gomas viejas ya no prestan el servicio, porque según ellas, el gobierno les adeuda un dinero que todavía no se les ha sido cancelado.
Representantes de la gomera “El Bambú” de Moca aseguraron que el abandono de las gomas viejas es un problema que padecen desde hace tiempo. La compañía que les brindaba el servicio de la recolección de las mismas tiene meses sin acudir y éstas se encuentran en total abandono. La situación de esta conocida gomera de Moca es algo que sufren muchos de estos locales en toda la isla. En Mayagüez, es evidente como una de las gomeras ubicada en frente de la carretera número 2, tiene un gran número de gomas viejas apiladas “a la buena de Dios”. La situación en San Sebastián no es diferente al resto de las gomeras del oeste. Uno de estos talleres de neumáticos ubicado en la carretera 111, recibe a los visitantes con una gran “montaña” de gomas viejas.En el norte de la isla, la situación con las gomas viejas no es la excepción. Melvin Bautista, propietario de la Gomera De Jesús, de Vega Baja, asegura que llevan más de 7 meses sufriendo por esta situación. Bautista, quien ha llevado adelante a la gomera por 15 años, señala que la ausencia de la recolección de las gomas viejas va mucho más allá de la pandemia. “Antes por lo menos venían una vez a la semana o una vez al mes, pero venían. Ahora, nada”, indica el propietario. Bautista informó que en días recientes recibió la visita de una de las autoridades del Departamento de Salud Ambiental de Puerto Rico notificándole que no podía tener tantas gomas viejas acumuladas. Ante esto, Bautista tuvo que pagar casi 2 mil dólares a una compañía privada para que acudiera hasta su gomera y recogiera parte de las gomas abandonadas.
Esta solución temporera es algo que han tenido que aplicar muchas gomeras en toda la isla. Sin embargo, Bautista ya había pagado al gobierno el costo de estos servicios. La Ley 41 de 2009 estableció la tarifa para la disposición de gomas en Puerto Rico, exigiendo que toda compañía que importe neumático tenga que pagar una tarifa base.
Esta cantidad es debidamente resguardada en un fondo bancario debidamente acreditado por el gobierno federal. De acuerdo a algunas estimaciones, se cree que 18,000 gomas son descartadas cada día en la isla de Puerto Rico. Al año la cifra supera los 4.7 millones de neumáticos. Autoridades del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA) han admitido que el gobierno le debe dinero a algunas de las compañías encargadas del recogido de neumáticos e informaron que se encuentran trabajando para solucionar esta situación lo más pronto posible. Las operaciones para el manejo de las gomas que son desechadas y exportadas fuera de la isla también han sufrido retrasos debido a la falta de furgones disponibles durante la pandemia. Generalmente, las gomas viejas son enviadas a mercados que les sacan provecho en países como la India y Sudáfrica.
Es menester que las autoridades pongan todo su esfuerzo en buscar actividades e iniciativas que ayuden a que las gomeras puedan deshacerse de los neumáticos viejos. En tiempos de pandemia por el COVID-19, nadie quisiera tener que lidiar con alguna enfermedad adicional como el dengue o el chikungunya.
La posibilidad de sufrir un fuego en sus instalaciones es otra de las pesadillas que muchas gomeras quieren evitar a toda costa. Aunque algunos negocios han optado por contratar un servicio privado, la gran mayoría depende de los servicios que se habían acordado para esto con las empresas contratadas por el gobierno.
Más allá de una situación de estética ó de limpieza, el abandono de las gomas en Puerto Rico ya es todo un símbolo de la lucha que deben enfrentar los pueblos por la salud de las comunidades.

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

Filtraciones y equipos dañados en el Teatro Yagüez impiden su reapertura

El Teatro Yagüez de Mayagüez deberá afrontar una nueva remodelación debido a los múltiples daños provocados por las tormentas Isaías y Laura.La centenaria institución cultural […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: