A todo vapor para que renazcan hogares

Por: Gladys Guerra Arcelay

El Departamento de Vivienda, el Municipio de Mayagüez y la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés) buscan 75,000 familias cuyas casas hayan sido afectadas por los huracanes Irma, María o ambos y todavía no han recibido beneficios de ayuda por desastre. Estos podrían cualificar para subvenciones económicas para rehabilitar sus residencias a través del programa Tu Hogar Renace.

Este programa administrado por Vivienda cuenta con una $1.5 billones, que FEMA autorizó para la reconstruccion de hogares en la isla el pasado 25 de octubre de 2017. Los participantes que cualifiquen tienen que haberse registrado en la base de datos de FEMA y no haber cualificado por alguna razón. La fecha límite para solicitar esta ayuda es el próximo 23 de febrero de 2018, y las reconstrucciones deben estar hechas para el 24 de abril de este año.

Según explicó Amílcar Rodríguez, portavoz de Tu Hogar Renace, el dinero disponible se repartirán entre las familias que cualifiquen en toda la isla. Por ello, es importante que las personas soliciten lo más pronto posible.

Rodríguez explicó que, aunque los fondos también provienen de FEMA, las personas pueden cualificar de manera más fácil, ya que hay diversos mecanismos para demostrar que son dueños de las propiedades para las cuales solicitan la subvención. Contrario a la ayuda directa de FEMA, en la que la persona debe llevar la escritura de la propiedad, para cualificar para este programa, los damnificados pueden llevar una declaración jurada en la que conste que son los dueños de la propiedad o, incluso, un cupón del pago de la hipoteca de la residencia que fue afectada. El funcionario quiso dejar claro que el proceso para solicitar es sencillo. La persona entrega la documentación requerida. Si cualifica, en unos cinco días laborables un inspector llegará a la residencia. Hará una certificación de los arreglos que necesita el hogar para quedar seguro, funcional y habitable. Si la persona está de acuerdo con los arreglos que se le harán al hogar, entonces unos de los contratistas ya seleccionado se personará al hogar para hacer los arreglos. Finalmente, cuando se terminan los arreglos se vuelve a inspeccionar la vivienda para asegurarse que todos los arreglos fueron hechos y de la manera correcta.

Otra cosa que Rodríguez enfatizó, pues son requisitos del programa, es que solo cualifican las residencias principales de los solicitantes. Es decir, si se va a solicitar ayuda para una segunda residencia, la cual no vive o la tiene alquilada no cualificará para el programa. Si su residencia es alquilada tampoco cualifica porque no puede demostrar que la residencia es suya. Tampoco cualifican propiedades comerciales ni apartamentos que esten ubicados en condominios.

Este programa, según explicó Rodríguez también funciona diferente a la ayuda directa de FEMA en la modalidad del desembolso de fondos. El dueño de la propiedad, de cualificar, no recibe el dinero directamente. Tu Hogar Renace pagará directamente al contratista al que le hayan aasignado el caso del beneficiario. En la Isla hay sólo siete contratistas autorizados a hacer estas reparaciones. Ellos reciben el dinero directamente de las agencias a cargo del programa. Por lo que no se supone que las personas que trabajen en los hogares le pidan dinero al beneficiario. De pasar una situación como esta deben informarlo de inmediato a las autoridades correspondientes.

Cada beneficiario puede cualificar para una ayuda de hasta $20,000. No obstante, el participante tiene que tener claro que esta ayuda no reconstruirá la casa completa, solo cubre para arreglos que se necesiten para que la familia puede regresar a su hogar. Es decir, puede cubrir las goteras en el techo causadas por la lluvia y los daños causados a las instalaciones eléctricas por las inundaciones, entre otros.

En cuanto a las plantas eléctricas o los aires acondicionados, los ajustadores y contratistas están autorizados a reemplazarlos simpre que sean necesarios para la preservar la vida de alguno de los residentes de la casa o por alguna otra condición médica.

Para otorgar esta ayuda solo se tomará en cuenta los daños que sufrió la residencia no el salario de los damnificados. Al distribuirse los fondos por toda la Isla, el portavoz del proyecto instó a la ciudadanía a solicitar lo más pronto posible, pues se atenderán los casos por orden de llegada hasta que se agoten los fondos designados.

La ayuda debe solicitarse antes del 23 de febrero de 2018 en los Centros de Recuperación por Desastre de FEMA. Para los que puedan pueden hacerlo por internet en la dirección www.tuhogarrenace.com o en el teléfono 1-855-675-4480.

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.