Exigen investigar a Rafael Machargo por condiciones del zoológico de Mayagüez

Todavía con el pleito de la piscina de Rincón activo, ahora el secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Machargo, enfrenta una posible nueva acción legal en contra de la agencia que dirige.
El grupo de defensa animal Vínculo Animal PR, a través de su presidenta, Sahir Pujols, entregó al secretario de Justicia, Hon. Domingo Emanuelli Hernández, una notificación de hallazgos y solicitud de investigación relacionada al estado de los animales cautivos en el zoológico de Mayagüez y el Bosque Experimental de Cambalache, en Arecibo.La comunicación jurada, remitida el pasado 9 de julio, exhorta a Emmanuelli Hernández a investigar señalamientos de maltrato animal y a tomar acción civil, administrativa o criminal contra los funcionarios y terceras personas involucradas en dichos alegados delitos.
El documento, según informó Pujols a este medio, ya obra en manos de la División de Integridad Pública, encargada de investigar a funcionarios públicos.
“Ya está en el proceso de evaluación, pero no tenemos respuesta aún. Puede tardar un mes o dos”, indicó la activista. Entre las leyes que el colectivo animalista señala en la carta que se han violado, está la Ley 154 para el Bienestar y protección de los animales, la cual penaliza las lesiones o la muerte ocasionada al animal.
Según la misiva de Pujols, el DRNA carece de informes y expedientes que puedan certificar el total de animales que están bajo custodia del organismo público en el zoológico mayagüezano.
La ausencia de un censo, según declaró Machargo en una vista anterior, se debe a que el recinto estaba siendo transferido del Departamento de Recreación y Deportes a la agencia que él preside. En 2017, el zoológico contaba con 797 animales, según informe de la doctora Marilyn Arce. Sin embargo, en 2020, siguiente año en que se contabilizó el total de especies, solo había 296.
Este descenso de más de 500 animales no ha podido ser clarificado, según Vida Animal PR, pues a pesar de las peticiones de la organización, nunca se hicieron públicas las necropsias, los informes veterinarios ni los récords médicos.
En vista judicial en el año 2020, Machargo confirmó que varios animales habían muerto tras recibir exclusivamente revisión veterinaria ocular, como el caso del león africano Olosi, fallecido en octubre del mismo año por múltiples tumores.
Los documentos compartidos por el DRNA en dicha vista judicial evidenciaron que el felino no recibió tratamiento para paliar la enfermedad, y que no tenían un informe sobre su muerte basado en una necropsia definitiva.
“Solo nos dieron el récord de 23 animales, de los más de 200. El récord de Magnum dice que necesita un tratamiento que no existe en Puerto Rico. Estamos tratando de apelar al Foro Federal. Hay dos organizaciones evaluando si pueden radicar injunction”, expresó Pujols. Señalamientos contra la Fundación Salvemos el Zoológico El parque mayagüezano, a pesar de sus detractores, ha tenido en la Fundación Salvemos el Zoológico a uno de sus más firmes defensores.
A través de diversas iniciativas y campañas, el grupo de voluntarios de la fundación ha abogado por reabrir el recinto y por trabajar para que siga siendo uno de los reclamos de la ciudad. Entre las acciones llevadas a cabo por este grupo cívico, se encuentran actividades de recaudación de fondos e intervenciones veterinarias y de limpieza para mejorar la salud y calidad de vida de los animales.
En marzo de 2020 el grupo usó $3,331 de sus fondos para ofrecer “atención veterinaria” a animales como el referido Olosi.
Sin embargo, tal y como denuncia Vida Animal PR, en la vista judicial de octubre de 2020 el secretario afirmó no haber autorizado a ninguna entidad, con o sin fines de lucro, para proveer servicios médicos a los animales.
Por eso, la demandante explicó que “se supone, según las leyes, que si una organización sin fines de lucro está manejando fondos públicos, debe haber un acuerdo colaborativo. Nos preguntamos qué está ocurriendo allí, cómo se está usando el dinero donado para el zoológico. Por eso solicitamos que se investigue a las organizaciones que dicen que están trabajando por los animales, pero que no tienen acuerdo colaborativo”.
El dinero público al que se refiere Pujols son unos fondos públicos donados por la ex-representante Maricarmen Mas, dinero del municipio para pagar una veterinaria, y un donativo a título personal que hizo Tomás Rivera Schatz, según información compartida por Lynette Matos, presidenta de la Fundación.
“Con Mari Carmen Mas firmamos un acuerdo de 5000 dólares, y con ese dinero se compraron dos máquinas de lavar a presión, dos blowers, palas, picos y tijeras. Tenemos un almacén provisto por el DRNA donde guardamos ese equipo. Rivera Schatz nos dio 700 dólares de su bolsillo, para alimento. Y el Municipio dio 3000 dólares para pagar a la veterinaria Marilyn Arce, en marzo de 2020”, desglosó la presidenta.
Según Matos, en relación al señalamiento hecho desde Vida Animal PR, “estas organizaciones nunca han estado dispuestas a ayudar a los animales. Nosotros solo hemos ayudado al parque. No tenemos un acuerdo de colaboración con el DRNA, pero sí hemos estado siempre en la mejor disposición, desde que Tania Vázquez era secretaria, de firmarlo”.
En este sentido, la líder cívica informó que el principal problema para firmar ese acuerdo colaborativo ha sido que “nos hacían responsables del mantenimiento y de los animales del zoológico”. A pesar de ello, Matos destacó que “el tener o no un acuerdo de colaboración no nos ha impedido brindar ayuda, porque hemos presentado proyectos al DRNA y el secretario los ha ido aprobando. Él sabe lo que hemos estado trabajando. El secretario ha autorizado todo lo que hemos hecho”.
Ante lo señalado por Vida Animal, desde la fundación se defienden y aseguran que toda intervención cuenta con el aval de la agencia de gobierno.
“Nosotros no podemos ir y donar medicamentos, para que ellos lo acepten tienen que aprobar el proyecto primero. El veterinario nos informa que necesita algo, y ahí nosotros pedimos poder donar. Si queremos suplir un veterinario nos hace falta autorización para entrar, y que los seguros del DRNA cubran el trabajo”, indicaron.
Actualmente el equipo de voluntarios de la Fundación acude los lunes lunes, miércoles y viernes a trabajar en el zoológico.
“En agosto van a inaugurar una clínica veterinaria: ya se sacaron las licencias, se acondicionó el espacio, hay máquina nueva de Rayos X y equipo de laboratorio, ya tenemos todo”, compartió orgullosa Matos.
Además, celebró que el contrato realizado a través de la Universidad Ana G. Méndez para proveer 4 veterinarios al parque se haya extendido hasta diciembre, después del vencimiento del mismo y de un retraso en el pago de las nóminas.

Average Rating

5 Star
0%
4 Star
0%
3 Star
0%
2 Star
0%
1 Star
0%

Deja tu comentario:

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Next Post

ALCALDE DE ISABELA HOSPITALIZADO POR COVID-19. DESCARTAN POSITIVOS EN SU ENTORNO FAMILIAR Y LABORAL

El alcalde de Isabela, ingeniero Miguel ‘Ricky’ Méndez Pérez, informó que como parte de un tratamiento contra un padecimiento de bronquitis, se realizaron varias pruebas, […]
¡Suscríbete!

para recibir el Periódico Visión gratis cada semana en tu correo electrónico

A %d blogueros les gusta esto: